lunes, 24 de enero de 2011

Down on my knees

Una porción de mis "azules"...

Video








Hacia mucho tiempo que no pensaba despacio en Andrea, y mucho más que no compartíamos las que empezaron ha convertirse durante un tiempo, en habituales tertulias de costura, donde apretábamos los dientes suturando una herida tras otra.
Andrea, siempre será en mi opinión, demasiado oscura…
Hoy, era inevitable que ocurriese de nuevo, y nos hemos encontrado en el rincón de los secretos, donde ella iba hilando letras, tejiendo palabras con las que hilvanaba frases en forma de llanto; ha vomitado un océano tan hondo como la profundidad de su alma, con una costura tan negra como el exhibicionismo de su intelecto. Volviendo atrás la mirada ha descubierto que muchas de sus verdades no eran más que mentiras que apestaban a suplicas, y yo desde allí, casi podía olerlas. A fin de cuentas, yo también recuerdo muchas cosas que han sido mentira.
Estaba demasiado ausente y el flequillo apenas dejaba intuir esos ojos verdes que tantas veces he envidiado, pero que siempre me parecieron demasiado tristes. Y después de decirle que debería mostrar con orgullo el tono de sus pupilas, se ha reclinado en la silla, y bebiendo despacio de su copa de vino, ha agachado la cabeza para que se cubriera lo poco que dejaba ver de su mirada.
Sé intuir tan bien sus gestos, que no tenía ninguna duda de lo que venía a continuación, así que he imitado su postura, sabiendo que nada de lo escuchase esta tarde me iba a gustar:

- Tengo ojeras y demasiado sueño. Últimamente he llenado muchas noches leyendo un cielo vacío, allí donde la letra J lo llena todo, un cielo vacío tan lleno de él mismo, que de alguna forma, cuando me sumerjo en sus letras vuelvo a sentir vértigo, como cuando descubrí en la radio el secreto de su voz…

- Olvídalo, Andrea…


- No es él, pero en ese cielo me he enamorado de una historia que algunas veces hago mía; envidio a la sirena… esa sirena llena de amor, repleta de cariño, que tendrá siempre a alguien que la querrá hasta la eternidad. Una mujer de agua, que a través de sus ojos, se hace idílica, no es una persona, la gente que la amaba, la convirtió en energía eterna…

- Sigues jugando entre los puntos suspensivos sobre los que has bailado midiendo el miedo. Todo lo que querías decir y no te atreviste a confesar.

- Quise hacerlo… recuerdas que te pregunté si el niño sería capaz de volar y sin ninguna duda respondiste que si? Ese fue el único punto en que te equivocaste. El niño no saltó… dudó en el acantilado demasiado tiempo y cuando se atrevió a dar el salto, ya no había nadie a quien seguir por el aire.

- Tendría que haber saltado…

- Yo también decidí saltar, lo decidí mientras mostraba partes de mi cuerpo en blanco y negro…
Deseaba saltar cuando insinuaba citas que nunca se hicieron realidad.
Casi intenté saltar mientras oía música entre el humo y la gente.
Al final salté, salté de un punto suspensivo a otro… y en algún momento me escurrí...

- Ese siempre será tu error, que nunca eliges como lugar de salto una línea continua.

Según me voy haciendo más fuerte, Andrea se convierte ante mis ojos en un ser más pequeño y más frágil,y no podré sostenerla durante mucho más tiempo, la observo repitiendo mi última frase mientras recoge migas invisibles que inventa sobre la mesa… y tengo que esconder un rayo de odio que creo podrá leer en mi mirada, y como lo intuye, no es capaz de levantar los ojos hacia mi, mientras me pregunta con voz apagada;

- Y dónde está esa línea continua?

- Donde no existan algunas canciones…

- Entonces, tendrías que dejar de escribir sobre mi, Nines


Sonreímos, echando de menos el humo, y me pregunto, si también llegaría a añorar su tristeza… y me avergüenzo pensando que al menos yo no lo estoy.

5 comentarios:

ANTONIO CUESTA dijo...

Precioso texto y precioso dibujo Nines. :)

Ainara G.M. dijo...

:O sin palabras :)

Antonio Lorente dijo...

Hola Nines..
primero quería agradecerte lo que has escrito en mi blog.Eres un encanto..
Para mi es un honor que veas un cierto parecido con Lacombe.Nunca me molestaría una cosa así, de hecho te lo agradezco muchisimo.
Aunque queda muy lejos de la perfección y profesionalidad que tiene ese hombre en sus dibujos. Es un dios de la historia ilustrada.
Mil gracias de nuevo!!!!!!!!!!!

te sigo!!

Por cierto...un texto y dibujo precioso!!

Srta. M dijo...

Sin palabras me he quedado con este post... empiezas fuerte el nuevo año preciosa.. :) me encanta el texto, y el cuadro, tiene todo esa personalidad arrebatadora que tenia tantas ganas de ver.

Vales muchísimo, creetelo, y que nadie te haga pensar lo contrario.

Nines dijo...

Antonio... :D va por Usted!

Ainara... jajaja, tu? Sin palabras? Si, si que ha sido un logro!! ;P

Antonio, bienvenido, bienvenido!! Y de nada, de verdad que la obra merecía el comentario, y me relajo al saber que la comparación fue aceptada de buen agrado. Nos vemos por aquí!!

Manoli, te lo dije, mis pinceles han cambiado, ahora soy yo, y no la obligación. Muackas!